PREPARATORIA MATEMÁTICAS I

Alumnos: Todas las tareas deberán de entregarse con una hoja que contenga todos los procedimientos realizados al resolver los problemas y las operaciones indicadas en la tarea.

 

GUÍA PARA EL EXAMEN DE MATEMÁTICAS I

 

TAREA No. 1 Operaciones con Números Reales .

TAREA No. 2 Razones,  Proporciones y Porcentajes.

TAREA No. 3 Variación Directa, Variación Inversa , Sucesiones y Jerarquía de Operaciones.

TAREANo. 4 Polinómios

TAREA No. 5 Productos Notables

PREPARATORIA MATEMÁTICAS II

Alumnos: Todas las tareas deberán de entregarse con una hoja que contenga todos los procedimientos realizados.

 

GUÍA PARA EL EXAMEN DE MATEMÁTICAS II

 TAREA No. 1 HOJA NÚMERO UNO DE LA ACTIVIDAD DE ÁNGULOS 

 TAREA No. 1  HOJA NÚMERO DOS DE LA  ACTIVIDAD DE ÁNGULOS

TAREA No. 2 Triángulos

 TAREA No. 2 Puntos Notables en el Triángulo.

TAREA No. 3 Semejanza y Congruencia de Triángulos.

TAREA N0.4  Teorema de Pitágoras.

TAREA No. 5  Polígonos.

 TAREA No. 6.  
PARA TRABAJAR EN CLASE
TABLA DE FUNCIONES  TRIGONOMÉTRICAS

 

 

En este lugar de encuentro no hay ignorantes absolutos ni sabios absolutos, hay
hombres que, en comunicación, buscan saber más… Paulo Freire
 
 
 
is

ASESORÍAS  DE MATEMÁTICAS

CLASES DE MATEMÁTICAS…TODOS LOS TEMAS

Sólo dale clic al link…http://www.math2me.com/

 

RECURSOS PARA RETROALIMENTACIÓN

 

Sólo tienes que hacer clic en la siguiente liga y encontrarás la página para aclarar cualquier duda que tengas sobre los contenidos vistos en el aula.

MATEMATICAS I

http://www.disfrutalasmatematicas.com/numeros/index.html

http://www.disfrutalasmatematicas.com/algebra/index.html

MATEMATICAS II

http://www.disfrutalasmatematicas.com/geometria/index.html

 

 

Mujeres en las Matemáticas

 

Las mujeres aparecen en la historia de las matemáticas ya en la antigüedad, y desarrollan hoy una actividad matemática mayor que nunca. ¿Por qué, entonces, no se citan mujeres matemáticas anteriores al siglo XX? La razón es un conjunto de barreras social y culturalmente impuestas, entre las que podríamos citar:

  • Actitudes negativas no sólo acerca de su talento científico.
  • Dificultades para conseguir una educación matemática.
  • Falta de apoyo y comprensión para relevar a la mujer de las tareas cotidianas.

Hipatia de Alejandría fue, sin duda, una de las primeras mujeres en la historia que contribuyó al desarrollo de las matemáticas. Nació en Alejandría, Egipto en el año 370 de nuestra era y murió en esa misma ciudad en el 415.

De la madre de Hipatia no se tiene ningún registro pero se sabe que su padre, a quien ella adoraba, fue Teón de Alejandría, quien era un ilustre filósofo y matemático de esa época y que fue el maestro de Hipatia desde que ella fuera pequeña. Realmente Teón era una excepción y permitió que su hija se convirtiera en astrónoma filósofa y matemática, cosa que era sumamente inusual en un sistema en el que las mujeres no tenían derecho a la educación y sus vidas transcurrían en los espacios privados de sus casas, sus familias, sus amigas y de “las tareas femeninas”.

Teón quiso que Hipatia fuera, dicho en sus propias palabras: “un ser humano perfecto” y por ello vigiló muy de cerca la educación de su mente y de su cuerpo. Cuentan los biógrafos de Hipatia que desde muy temprano en la mañana ella dedicaba varias horas al ejercicio físico, después tomaba baños que la relajaban y le permitían concentrar la mente para dedicarse, el resto del día, al estudio de las ciencias, la música y la filosofía. Al parecer este riguroso entrenamiento consiguió su objetivo pues a decir de Sócrates Escolástico, historiador de Hipatia, 120 años después de su muerte: “la belleza, inteligencia y talento de esta gran mujer fueron legendarios, superó a su padre en todos los campos del saber, especialmente en la observación de los astros”.

Teón trabajaba en el Museo, institución dedicada a la investigación y la enseñanza que había sido fundada por Tolomeo, emperador que sucedió a Alejandro Magno, fundador de la ciudad de Alejandría. El Museo tenía más de cien profesores que vivían ahí y muchos más que asistían periódicamente como invitados. Hipatia entró a estudiar con ellos y aunque viajó a Italia y Atenas para recibir algunos cursos de filosofía se formó como científica en el Museo y formó parte de él hasta su muerte, llegando incluso a dirigirlo alrededor del año 400.

Hipatia se dedicó, durante veinte años, a investigar y enseñar Matemáticas, Geometría, Astronomía, Lógica, Filosofía y Mecánica en el Museo, ocupaba la cátedra de Filosofía platónica por lo que sus amigos y compañeros la llamaban “la filósofa”. Ganó tal reputación que al Museo asistían estudiantes de Europa, Asia y África a escuchar sus enseñanzas sobre “la Aritmética de Diofanto” y su casa se convirtió en un gran centro intelectual. Citando nuevamente a Sócrates Escolástico: “consiguió un grado tal de cultura que superó con mucho a todos los filósofos contemporáneos. Heredera de la escuela neoplatónica de Plotinio, explicaba todas las ciencias filosóficas a quien lo deseara. Con este motivo, quien deseaba pensar filosóficamente iba desde cualquier lugar hasta donde ella se encontraba… pero a más de saber filosofía era también una incansable trabajadora de las ciencias matemáticas”

Hipatia se convirtió en una de las mejores científicas y filósofas de su época, erudita de un conocimiento que los cristianos identificaban con el paganismo y que por tanto perseguían.

Los cristianos quemaron y destruyeron todos los templos y centros griegos, persiguieron a todos los académicos del Museo obligándolos a convertirse al cristianismo si no querían morir. Hipatia se negó; se negó a convertirse al cristianismo, se negó a renunciar al conocimiento griego, a la filosofía y a la ciencia que por más de veinte años había aprendido y enseñado en el Museo. En la cuaresma, en marzo del 415, acusada de conspirar contra el patriarca cristiano de Alejandría, fue asesinada. Un grupo de cristianos enardecidos la encontraron en el centro de Alejandría y, dejando hablar a Sócrates Escolástico: “La arrancaron de su carruaje, la dejaron totalmente desnuda; le tasajearon la piel y las carnes con caracoles afilados, hasta que el aliento dejó su cuerpo…”

Al asesinar a Hipatia asesinaron a una mujer, a una matemática y filósofa, la primera en la historia y la más notable de su época; pero no pudieron asesinar el pensamiento filosófico y matemático griego.

Fuente:

*http://redescolar.ilce.edu.mx/educontinua/mate/anecdotas/mate4l.htm

*http://www.xtec.es/~fgonzal2/mujeres_mat.html#hypatia

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.